alerta2

Cientos de devotos acompañaron a Tayta Niño en la peregrinación desde Huancayo hasta Huayucachi

Ni la intensa lluvia que soportó Huancayo, ayer fue impedimento para que la procesión del Tayta Niño avance por las calles del centro de Huancayo cargado en hombros de los chinchilpos y gamonales. El trayecto empezó en la Catedral de Huancayo hasta la iglesia de Huayucachi. Los devotos usaron paraguas y ponchos de plástico rojo y celeste para evitar mojarse y seguir en la procesión.

Esta semana se cumplirá con las novenas. El 28 de enero será la víspera y el 29 de enero será el gran “Zumbanacuy”, que consiste en el azote entre miembros de dos bandos opuestos: “Chinchilpos” y “Gamonales” con similares atavíos pero de colores rojo y celeste.

El alcalde de Huayucachi, Alex Vásquez Remigio refirió que cuenta con un plan de contigencia que contempla la participación de 100 policías de la comisaría de Huayucachi, la Use y el grupo Terna que se encargarán de la seguridad ciudadana.

Durante la procesión y en las paradas en los altares donde se realizó el homenaje al Tayta Niño, la autoridad invocó a la población de Huancayo y el valle del Mantaro a que acudan a las festividades en el distrito de Huayucachi donde serán bienvenidos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

RADIO EN VIVO

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Chatear